BCN WEEK | Barcelona's Alternative Newsweekly
Vol 1, No 95 | March 17, 2011

REVIEWS

Dirty Art 4 Dirty Streets (Part II)


Espacio cultural NiU


Del tabaco y otras historias


El fashiondeo en Barcelona

Scrawling

Dirty Art 4 Dirty Streets

Questions for Francisco de Pájaro, Author of "Arte es Basura" (Part II)

by El Staff

¿Te has enamorado de alguna obra tuya y has acabado llevándotela a casa?
Al principio me costó muchísimo cambiar mi forma de entender el arte. Pintas para ti, para luego mostrarlo al mundo, y si te pagan por ello, es maravilloso. Yo no sé qué es vivir del arte. Lo he intentado y me he rendido. Me he apartado de todo esto, asumiendo que jamás viviré del arte. Continúo trabajando donde puedo, para comer y financiarme mis pinturas. Pintaré el resto de mi vida, porque es así como entiendo mi existencia en este mundo. Y lo haré donde pueda y donde mi imaginación me lleve. He aprendido a valorar otras cosas más importantes que el fetichismo del arte. Me importa el ser humano y el arte al lado de él me es insignificante.

¿Para qué estás luchando?
Me gustaría cambiar la condición humana. Quiero sentir que vivimos con alegría, con simpleza. Sin avaricia de poseer y presumir. De ser sencillos en lo posible. De asumir cada uno sus logros en esta vida y disfrutarlo. De no ser ambicioso, destructivo. Volver a creer en la responsabilidad política y en ver menos hostilidad policial. Están faltos de sentido común y de humanidad. De no dar importancia al materialismo. El cambio está en uno mismo. Supongo que mi lucha siempre estará perdida, pero no voy a desfallecer. Siempre apostaré por el sentido del humor, es el antídoto a toda la basura.


Surroundings

Espacio cultural Niu

La cultura de Poble Nou al rojo vivo

by Julian Socorro with photos by Jessica Butler

El barrio de Poble Nou y su constante pugna entre la preservación histórica, el plano cultural y el desarrollo del distrito 22@ han llenado varias páginas de periódicos y revistas locales. Principalmente por la gran cantidad de espacios abandonados que se utilizaron y aún se utilizan para desarrollar la veta artística de nuestra ciudad.

Uno de los ejemplos más claros es el espacio Niu, que recientemente celebró sus 5 años de existencia.

La noche del 1 de marzo fue bastante fría, pero eso no impidió que una multitud abarrotara dicho centro cultural para deleitarse con una muy sintética muestra de su trabajo. Entre el público asistente había artistas y simples mortales ávidos de formar parte de esta iniciativa tan novedosa.

El problema era que yo no conocía a nadie así que comencé a preguntar a los grupitos que fumaban un cigarrillo en la puerta o bebían cervezas enfrascados en animadas conversaciones. Y las respuestas prontamente comenzaron a salir a la luz.

Uno de los artistas invitados, apodado "Lord Checa", valoró el rol de Niu afirmando que "este es un lugar que me gusta mucho porque me gusta hacer cosas y aquí se hacen constantemente, y cuenta con la peculiaridad de acoger tanto a artistas que viven de lo suyo, como a principiantes con buenas ideas". Sergi Bueno, periodista y persona a cargo del espacio reconoció que "en Niu hay espacio para todos los que tengan un buen proyecto y ganas de llevarlo a cabo, sin importar su currículum".

El tema económico suele ser un factor decisivo para ralentizar la exposición de obras artísticas pero aquí gozan del privilegio de, además de ser acogidas, entregarles las condiciones técnicas básicas para el correcto desarrollo de los mismos sin cobrar ni un euro. "Esto provoca ciertos desequilibrios de calidad ya que hay proyectos con mucha fuerza, y otros más efímeros y circunstanciales", pero aún así todos son recibidos con los brazos abiertos.

Tales características favorecen un ambiente propicio para la creación. "El ego del artista suele ser bastante grande en general, pero aquí veo que todos se quieren ayudar se critican y comparten experiencias para mejorar sus respectivos trabajos", explicó Sergi. "Aquí los artistas no vienen a una noche de birra y cachondeo, sino a mostrar su arte. Si encima es una tarde guay mejor, pero lo principal es la obra", puntualizó el joven director de Niu.

La invitación está hecha ahora depende de cada uno acercarse y tomarlo como propio.


Humo

Del tabaco

Y otras historias...

by Sonia Fernández Pan

érase una vez una sociedad en la cual fumar era un rasgo de distinción. Fumaban los intelectuales y las estrellas de cine, fumaban los médicos y los grandes magnates, fumaban -a escondidas- las amas de casa y -con orgullo- los púberes a punto de cruzar el umbral de los eczemas adolescentes. érase una vez un mundo aromatizado a consciencia con el éter del cáncer y sus nieblas artificiales. érase una vez una encopetada oda al tabaco que difícilmente podría haber deducido su futuro cercano en los confines del vituperio institucional.

Antes fumar era sinónimo de cierto carácter (o de incierta falta del mismo); ahora simplemente es una maniobra más de adicciones políticamentes incorrectas y un síndrome de rutilantes prórrogas de una muerte a fascículos de la cual el fumador es el único y máximo responsable. Se empieza a fumar por muchos motivos: para matar el tiempo, para ser adultos extemporáneos, para aumentar los dividendos de la industria del vicio, para tener la excusa de hacer algo mientras se espera en la calle a alguien, para disponer un corolario sobre el café de la sobremesa, para disfrutar de un improductivo mareo cada mañana, para inocular en humo la violencia de la dialéctica, para preterir el fracaso del talento, para la sublimación del desencanto, para mistificar la improductividad o, simplemente, porque no se tiene nada mejor que hacer.

érase una vez una tradición que se convirtió en delito en un país en el cual el folclore es siempre la última moda por venir. España, y por extensión Barcelona (sin ánimo de ofender a nadie por la concomitancia entre ambos territorios), fueron durante algunos años un oasis de resistencia contra las huestes detractoras del tabaco. Su extraordinaria obstinación hacia las recomendaciones de un estado paternalista gozoso de administrarnos continuos decálogos de correcta ciudadanía hicieron que las amables sugerencias pasasen a ser ostensibles amonestaciones, y que dichas admoniciones pasasen a ser sentencias legislativas. Barcelona, y por extensión España, siempre se ha caracterizado por un sutil matiz: mientras que en el resto del mundo "fumar mata", aquí simplemente "puede matar". Y no porque el contexto determine la contingencia de los acontecimientos sino porque la verosimilitud de los riesgos aquí nunca nos ha importado demasiado, añadiendo a todo esto un sustrato marxista, es decir, desde premisas económicas. Aquí el tabaco, en vez de matar, pudiera hacerlo si se le antojase tal fechoría. Pero, ¿quién quiere asustarnos con sentencias lapidarias sacadas del Zaratustra si tales hebras potencialmente insalubres son una de las bases de nuestra pirámide económica y uno de los productos más reclamados por el turismo? Pero esto era antes de la rutilante subida de precios que hace que un paquete de tabaco cueste lo mismo aquí que en Italia. Ya somos europeos, y no gracias al euro o gracias a un pupitre en Bruselas, sino gracias al encarecimiento del tabaco.

unapalabrapordia.tumblr.com and circunferenciasconangulos.blogspot.com


Rags

El fashiondeo en Barcelona

Carlota, don't call me jipster. Call me modernicho.

by Manuel de Sousa

Una nueva temporada (Marc en Nueva York, Vivienne en Londres, Karl en París, Miuccia en Milán), inagotable manantial de tendencias que año a año inunda los caudales de la industria textil y, por un lado, cubre de trapos a los que pretenciosamente acusan recibo de ser la imagen de la actualidad, los nichos ambulantes de la novedad, en fin, los jipsters que han pisado Berlín o Londres; y, por otro, a los que no les queda otra que taparse con prendas que más o menos tengan coherencia, sencillamente porque, aunque es aparentemente legal ir desnudo en Barcelona, hace algo de frío, y difícilmente la desnudez se pondrá en boga jamás y nunca, por cuestiones de clima y pudor. Hecho por el cual, la moda superflua, frívola, banal o no, jamás pasará de moda.

La escena local oscila entre tres vertientes: lo establecido, lo emergente y lo reciclable. Incluso cuenta en parte con el auspicio del llamado Plan de Apoyo a la Moda Catalana, iniciativa que ya en 2006 había sido impulsada por la Generalitat por medio de la Secretaría de Comercio y Turismo, cuyos frutos se han dejado ver en expediciones parisinas. No obstante, alejándonos del subsidio anecdótico institucional y del continuo afán de izar la bandera roja y amarilla (con franjas más refinadas), esta vez en los grandes centros de la industria del "Fashion", no sin recordar la lamentable huida del Bread and Butter y su infame sustituto, pasamos a revisar las categorías locales.

Lo establecido, en tres genera(liza)ciones: las up town doñas combinan la laca del copete con los abrigos de Adolfo Domínguez; sus hijas, madres jóvenes y desenfadadas, ya maduras y económicamente estables para Desigual, visten Custo y le compran cosas a su prima diseñadora: Titina, Pipina, Txell, Miriam, Silvia, Lucía, o como se llame; a sus hijos y nietos los visten bien porque la ropa de niños difícilmente es fea, pero no evita el "salto atrás" que hace que el muchacho se vuelva "capocho" con los años y pierda el horizonte del gusto y se vista horrible, con esos zapatos que parecen más para que Messi anote en el Camp Nou combinados con unos inefables jeans y una bufanda audazmente roja; o que la muchacha se corte el flequillo hasta casi el final de la frente y se deje ese dread lock a un lado, para rematar el look anti-femenino y rebelde con zapatos de skater y uñas comidas.

Lo emergente que no emerge: ¿por qué entonces Carlota, cuyas hermosas piezas inspiradas en la austeridad y los grises de la escena actual sueca, que brillaron en aquel agradable desfile de graduación de la BAU, está de retiro sabático en Ciudad de México? Porque le da la gana, porque su ego sabe que en México la harán reina de Tlateloclitlan o algo así, porque Barcelona la vuelve cansina. ¿Adónde van a parar las tachuelas de Gori de Palma (de Mallorca) después del show en el marco del Off de la pasarela Cibeles? Mucho Dr. Martens y poca competitividad, porque el Raval no es ni Bric Lane ni Neukölln; porque el Gótico no es Mitte, ni Riera Alta es Rosa- Luxemburg-Strasse.

Lo reciclable: el Mercat dels Encants y los residuos textiles pequeño burgueses, que se pueden comprar allí para luego intervenir, son cosa del presente, y el circuito local de mercadillos parece ir creciendo de domingo en domingo, así como las iniciativas emprendedoras de las amiguitas, porque siempre son dos amigas con la afinidad electiva del Vintage las terminan por crear la blogosfera relacionada: vintagebarcelona, barcelonavintage, parisbarcelona, barcelonaparisvintage, lab vintage bcn, y un embellecedor o más bien afrancesador etcétera, incipiente aunque aún débil fashiondeo barcelonés. Diría Baudelaire: "Un síntoma del gusto por un ideal que flota en la superficie del cerebro humano".

Week Alternative Media SL @ 2007 all rights reserved | contact: info@bcnweek.com | Links